Esta canción habría provocado el suicidio de más de 100 personas

Conoce la canción que provocó más de 100 suicidios

“El domingo es sombrío, mis horas son insólitas, las sombras con las que yo convivo son innumerables”. En el caso de que se trate de una canción llamada “Gloomy Sunday”, una canción depresiva de aquellas de cortar las muñecas de los brazos, mucho más triste que varias canciones, por ahí, esa música es considerada una de las más tristes de la historia.

La historia de esta canción comienza en Hungría, en 1933, cuando un compositor llamado Rzso Seress transformó sus lamentos sobre su vida en una canción suicida. Hay algunos rumores que dicen que acababa de terminar una relación, ya otros dicen que fue el fracaso de su carrera como músico, y otros todavía culpan su historia de vida por el hecho de haber sido soldado durante la guerra y haber visto varias desgracias suceder. Bueno, la verdad es que nadie sabe lo que realmente sucedió para una persona escribir una canción tan triste.

En los primeros dos años de Gloomy Sunday la canción aún no había difundida. Sin embargo, después de ser regrabada por Pál Kálmar, la música se hizo conocida en Hungría. Junto con el éxito, vinieron los suicidios a escala, que ocurrían en todo el país, por fin acabaron por confirmar 100 suicidios motivados por la canción, incluyendo la del propio compositor y su ex novia.

Según cuenta, el compositor intentó reconciliar el noviazgo con la mujer que él era apasionado después de que la música explotó, pero no tardó mucho para que ella se matara envenenada. A lo que todo indica, fue la canción que la llevó a cometer suicidio, ya que un pedazo de papel con la letra de la música estaba al lado de su cadáver cuando fue encontrado.

Después de ese triste acontecimiento, Sress realmente no tenía motivos para vivir y en 1968, y él intentó quitarse la vida saltando de la ventana de su apartamento. Él no murió, pero él estaba realmente decidido de matarse y acabó ahorcándose con una cuerda cuando estaba en el hospital.

El hecho de que la música haya sido expulsada de Hungría sólo ha aumentado el interés de las personas por ella. En 1936 ella fue traducida y regrabada en inglés y, en 1941 ella finalmente tomó cuenta de todas las vitrolas en los EEUU

COLUMNA CERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *