24h para evitar un suicidio: así se salvó la vida de un joven gracias a un foro de informática

Un usuario acudió a la Policía de Valladolid tras ver un post en el que se pedían ideas para una carta de suicidio. La investigación concluyó localizando al joven, en tratamiento por depresión, en Málaga

En muchos foros de internet, por muy especializados que estén, acaba ocurriendo lo mismo: se abren espacios de conversación paralelos donde los parroquianos pueden dar rienda suelta a otras de sus inquietudes que poco o nada tengan que ver con el tema central de la web. Suelen ser espacios identificados con el título ‘Off topic’ (una traducción un poco gruesa podría ser la de ‘sin relación) y acaban convertidos en cajones de sastre donde los usuarios hablan desde problemas laborales hasta baches sentimentales con sus respectivas parejas

En Nodo313.net ocurre eso. Y en ese apartado en el que se habla de todo un poco que no sea la informática apareció el lunes a última hora un mensaje misterioso: el autor del hilo pedía ayuda para escribir su carta de suicidio.

«Buenas noders,
Llevo tiempo pensando en escribir mi carta de suicidio, pero no sé por donde empezar. Solo se me ocurren palabras de odio para ciertas personas, pero no tengo idea de cómo empezar.
Se agradece ayuda».

Llamada al 091

El post, que ya ha sido eliminado, fue recibido de manera diferente por los usuarios, tal y como relatan los responsables del foro. «La mayoría lo tomaron a broma, pero él lo estaba escribiendo en serio», comenta Jorge Espinosa, administrador y fundador de la plataforma. Aunque algunos quitaron hierro al asunto, hubo alguien que se alarmó. La mañana siguiente -el pasado martes- uno de los que leyeron esa entrada decidió contactar con las autoridades.

Lo hizo a través del 091. «La llamada un ciudadano daba cuenta del hallazgo de una carta con tendencias suicidas que había visto en un foro de internet -de un usuario con un nickname que ocultaba su verdadera identidad- y ponía de manifiesto sus intenciones», explica el comunicado remitido por la Policía Nacional.

El asunto cayó en manos del Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de Valladolid, donde reside el denunciante, algo con lo que acabó con una investigación cuyo final acabó horas después a más de 700 kilómetros de allí, en Málaga donde localizaron al autor del post, de 18 años de edad. «Más que una investigación policial, esto es un asunto de ayuda humanitaria. No hay que olvidar que al final esto entró por el teléfono de Emergencias, lo que hay que destacar es la colaboración ciudadana que es la que da la alerta»; explican fuentes de la Policía Nacional.

Los agentes del GIT se pusieron en contacto con el administrador de Nodo313.net a través del formulario esa misma mañana. «La policía me solicitó de manera urgente algún tipo de identificación y les envié los datos registrados del usuario«, explica Espinosa. «Normalmente los datos de los usuarios son privados y en ningún concepto los revelamos pero era una situación extrema y en este caso sí se los facilitamos a la policía para que pudieran identificar a la persona». Datos entre los que se encuentran la IP y otras referencias que las fuerzas de seguridad prefieren no revelar por preservar su modo de trabajo.

Un rastro hasta Málaga

Con esa información, consiguieron dar con el rastro del mensaje, que dirigía a una dirección física en Málaga. Trasladaron el asunto a sus ‘homólogos’ de la ciudad andaluza. Se desplazaron hasta allí y encontraron a la persona que respondía al nombre de usuario que había firmado el mensaje en el foro. Se trata de un joven de 18 con problemas psicológicos, en tratamiento por depresión y ansiedad, que reside junto con su madre y que está recibiendo atención psicológica tras este incidente.

«Me puse en contacto con él cuando terminó la investigación. Hemos hablado y me alegro de que esté todo solucionado», explica Espinosa. El foro lleva menos de dos años activo. Se fundó a finales de 2018 y la mayoría de su público, explica su creador, tienen «entre 16 y 25 años».

el confidencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *