Las muertes por suicidio superan en 2018 a las de accidentes y homicidios

Las cifras absolutas bajan en los tres tipos y se doblan las pericias referidas a la agresión sexual . La principal necesidad del centro es sustituir las guardias semanales por otras de 24 horas

En ocasiones ocurren varios hechos continuados y tenemos la impresión de que son muchos, pero al contabilizar el año vemos que las cifras se mantienen estables, e incluso a la baja», manifestó ayer Enrique Mendoza, director del Instituto de Medicina Legal (IML) de Badajoz. Lo hizo al realizar una valoración de los datos recogidos en la memoria de 2018 del instituto, referidos, especialmente, a las muertes judiciales y violentas, siendo éstas por accidentes/atropello, por suicidio y por homicidio. SI bien los decesos por suicidio superan a los causados por accidentes y por homicidios juntos, en cifras absolutas, los tres tipos bajan.

Según los datos de la memoria del IML, en 2018 se realizaron 6.878 informes, un 6,13% más que el año anterior, contando los realizados por los servicios de Clínica Forense, Patología Forense y Equipos Psicosociales. Así, los informes por asuntos de clínica de guardia se caracterizan por un predominio de los de valoración psiquiátrica, 298 pericias, un 31% más que en el año anterior. En valoración de lesiones, que fueron 176, suben un 12%. Y los relativos a agresiones sexuales fueron 34, un cien por cien más.

Asimismo, los datos del Servicio de Patología Forense indican que hubo 283 muertes judiciales –aquellas en las que intervine un juez para levantar el cadáver–, lo que supone un 0,7% más que en 2017. Y de ellas, disminuyeron las muertes violentas, que fueron 119 frente a las 129 del año anterior, diez menos. Mientras que aumentaron las muertes naturales, 166, que son 12 más.

En este mismo ámbito, los datos indican que hubo más muertes judiciales de hombres, 229, que de mujeres, que fueron 56. Y por edad, predominan las comprendidas entre los 61 y los 70 años, con 64 casos; seguida de las de 51 a 60, con 63.

MUERTES VIOLENTAS / En cuanto a las muertes violentas, ocupa el primer lugar el suicidio, con 51 casos, un 10,5% menos que el año anterior, cuando hubo 57, que también bajó respecto a 2016, cuando se registraron 63, la cifra más alta desde 2006.

Baja por la tanto esta causa por tercer año consecutivo, aunque suma más que los accidentes/atropello, que fueron 32 –con una caída del 11,1%–, y los homicidios, que fueron 4 –uno menos que el año anterior–, pues entre ambos llegan a 36, frente a los 51 suicidios.

Las muertes por accidentes/atropello, 32, también bajan por tercer año consecutivo, de 41 en 2016 a 36 el año siguiente y 32 el pasado. Esa línea descendente se mantiene desde el máximo, 89, en el 2007, único año que hubo más muertes por accidente/atropello que por suicidios, que fueron 58.

En cuanto a las muertes naturales (166), las causas más comunes fueron las enfermedades del sistema circulatorio (151).

GUARDIAS DE 24 HORAS/ por otro lado, Enrique Mendoza señaló que el IML cuenta con 16 forenses y una plantilla de 30 empleados, y que la necesidad principal del instituto en la actualidad es «conseguir implantar las guardias de 24 horas frente a las guardias semanales que se vienen haciendo», como ya ocurre en otros lugares. E indicó que la provincia de Badajoz es la más extensa de España, con pueblos que están o superan los 200 kilómetros.

Y para ello, Mendoza propone en la memoria destinar el aumento de ingresos por las tasas por emisión de informes y dictámenes a solicitud de particulares por hechos relativos a la circulación de vehículos a motor, «a algún incremento presupuestario» –del IML– «a fin de implantar un sistema de guardia más racional de 24 horas, y de poder poner en funcionamiento del Laboratorio Forenses Químico-Toxicológico».

La crónica de Badajoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *