Sanidad pondrá en marcha un teléfono gratuito frente al suicidio como el 016

Madrid, 27 mar (EFE).- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado este miércoles que su departamento pondrá en marcha un teléfono público y gratuito para prevenir el suicidio, del mismo tipo que el 016 que atiende a todas las víctimas de violencia de género las 24 horas del día.

Madrid, 27 mar (EFE).- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado este miércoles que su departamento pondrá en marcha un teléfono público y gratuito para prevenir el suicidio, del mismo tipo que el 016 que atiende a todas las víctimas de violencia de género las 24 horas del día.

Lo ha hecho en una jornada organizada por la Confederación Salud Mental para prevenir el suicidio, cuyo presidente, Nel González, había urgido ya a que se adoptara esta medida: un teléfono de atención al riesgo suicida, que se pudiera recordar fácilmente.

Carcedo ha recogido el guante y ha asegurado que esta medida de prevención se va a contemplar en la Estrategia de Salud Mental que el Gobierno, de seguir siendo el mismo tras las elecciones del 28A, pondría en marcha dentro de dos meses ya que está «prácticamente ultimada», según ha declarado a los medios de comunicación.

Precisamente, los expertos que ultiman esta estrategia están ahora centrados en el suicidio, además de en los trastornos del espectro autista.

Durante su intervención, la ministra ha incidido en la necesidad de desmontar mitos, como que el suicido no se puede evitar, y así lo ha hecho el presidente de Salud Mental España, Nel González, quien ha afirmado que «sí se puede» y que «es fundamental la detección temprana y poder disponer de los recursos necesarios para implementar medidas dentro del Sistema Nacional de Salud».

«Es una obligación y una emergencia y una cuestión de derechos humanos. Es urgente», ha instado González.

En España murieron por esta causa 3.679 personas en 2017, 2.718 fueron hombres y 961 mujeres. Diez personas mueren cada día por este motivo, unas cifras que esconden, según los expertos, un «inmenso sufrimiento, el de la persona que decide tomar esta dramática solución pero también el de todo su entorno».

Sin embargo, tal y como ha incidido González, esta es «una realidad silenciada» y » debe dejar de serlo». Para ello es fundamental la publicación de una información «responsable y adecuada por parte de los medios, y puede ayudar a prevenir el suicidio»: «Es un mito que los medios de comunicación no deben hablar del suicido para evitar el ‘efecto llamada'», ha recalcado.

Carcedo también ha incidido en la idea de que «hablar de él no aumenta el riesgo de suicidio y de las conductas suicidas».

Entre el 65 y el 95 por ciento de los casos de suicidio están relacionados con problemas de salud mental. La mortalidad por suicidio de las personas con esquizofrenia es nueve veces mayor que en la población en general y en la depresión mayor el riesgo se multiplica por 21.

Por eso, según González, no se puede dar la espalda a esta realidad y hay que seguir combatiendo creencias equivocadas, como que «un intento de suicidio es una llamada de atención, como todavía muchos creen».

«Un intento de suicidio es la máxima expresión de un terrible sufrimiento y desesperación que siente la persona y que la sociedad debe comprender y tratar de evitar que ocurra», ha agregado.

Otro mito que está establecido en la sociedad es que la persona que realmente quiere acabar con su vida no avisa, cuando «la realidad es que muchas personas avisan de alguna forma a su entorno acerca de sus intenciones», según los especialistas.

Desde Salud Mental creen que es fundamental sensibilizar y concienciar a la población en general sobre el suicidio y piden para combatirlo que se mejore la coordinación de los servicios de emergencia, la detección y también la formación de los trabajadores que intervengan en estos casos.

En casos como el de José Luis Herrera, de 48 años, que, según ha declarado a Efe, ha intentado suicidarse en cuatro ocasiones a raíz de varias depresiones y problemas de salud mental.

Ha podido sobrevivir después de caer en el «abismo» varias veces: «Lo que quieres es dejar de sufrir porque no encuentras sentido a la vida. Tu cabeza da cinco mil revoluciones por minuto, te estás volviendo loco. (…)».

Pero ha conseguido salir de ahí y lo ha hecho gracias a su círculo social y a todo su entorno.EFE

lavanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *