Del bullying al suicidio: cuando la palabra es también un arma mortal

La psicóloga Mirta Goldstein habló en Radio 2 del caso del chico que se quitó la vida en Bariloche, luego de haber sido escrachado por una falsa denuncia de abuso sexual

“El linchamiento está prohibido. Esta niña va a cargar con la culpa de haber usado un arma que ella no sabía que era fatal. La palabra también es un arma mortal”. Así se refirió Mirta Goldstein , psicóloga integrante de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), al suicidio de un adolescente en Bariloche, luego de que una amiga que estaba enojada lo acusó falsamente de abuso sexual.

La denuncia de la joven se viralizó y si bien luego aclaró públicamente que era falsa, el escrache contra el chico fue imparable.

Goldstein, en diálogo con el programa A diario de Radio 2, relacionó el hecho con “el escándalo y espectáculo” que se hizo en torno a la denuncia por violación de Thelma Fardín contra Juan Darthés.

E instó a los periodistas a actuar con responsabilidad, pues entiende que se produce un efecto imitación como con los suicidios. No sólo eso, esa identificación, sostuvo, se produce tanto con la víctima como con el agresor.

“Acá lo que hay es una venganza, una ira, un estallido de bronca y odio canalizada de una manera patológica. Esta joven no ha podido sentarse a reflexionar de los efectos que podía causar. No tuvo conciencia de los efectos de sus actos”, afirmó.

Y dijo que la situación que a partir de ahí sufrió el chico fue similar a la del bullying, lo que lo dejó en estado de “pura impotencia”.

“Este joven no pudo encontrar otra salida a su estado emocional de vulnerabilidad. Lo ha hecho a través del suicidio”, agregó.

Goldstein dijo que estas cosas banalizan la cuestión de las denuncias por abusos sexuales e instó a ser responsables en la comunicación.

ROSARIO3.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *