Luego de seis horas, evitaron un suicidio

Un hombre subió a una torre metálica de un edificio con la intención de lanzarse

El Centro Histórico de la Ciudad de México amaneció ayer con el alma en un hilo, pues, al menos cinco horas duró un sujeto colgado de una antena.

Desde las 7 de la mañana, algunas personas que iniciaban sus actividades por diversas calles del Centro fueron sorprendidas por un hombre que intentaba aventarse de la parte superior de una torre metálica de aproximadamente 20 metros de altura, instalada en un edificio ubicado en la calle Francisco I. Madero.

Ante la situación, policías capitalinos y rescatistas se hicieron presentes en atención de los diversos reportes.

Sergio Antonio, quien así se identificó ante las autoridades, colgaba y se balanceaba de un lado a otro en la torre.

Los rescatistas Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) subieron para poder acercarse a Sergio y platicar con él.

La incertidumbre de los equipos que estaban trabajando en la emergencia era notoria; por momentos, se sostuvo con una sola mano, en otros, se subía hasta la punta de la torre y se quedaba sentado en una orilla, sin agarrarse de la estructura.

Dos rescatistas, en dos ocasiones, tras un par de horas transcurridas en labor de convencimiento, intentaron sujetarlo de los pies para poder asegurarlo, pero la resistencia de Sergio fue mayor.

Sergio, luego de más de seis horas colgado de la antena, ya cansado por subirla y bajarla, continuaba evasivo, y gritaba que lo dejaran en paz.

Pasado el mediodía, los rescatistas convencieron a Sergio para que descendiera de la torre. Toda esta acción fue supervisada por el secretario de Seguridad Pública local, Raymundo Collins, quien, al final, subió a la torre para extenderle la mano, y convencerlo de manera definitiva de bajar y recibir ayuda.

EXCELSIOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *