Suicidio: silencios que matan

El suicidio se puede prevenir y se puede detectar. Así de contundente los expresa Marta Domínguez, psicóloga de la asociación El Puente Salud Mental Valladolid. Esta profesional trabaja cada día mano a mano con personas con problemas de salud mental y además forma parte del grupo de trabajo de prevención del suicidio del Consejo de Colegios Oficiales de Psicólogos de Castilla y León. «Es necesario hablar, sobretodo decir lo que pasa y no quedarse callado sin pedir ayuda». Esa es la recomendación que da Ángeles (nombre ficticio), madre de una superviviente. Así es como algunos grupos denominan a las personas que superan sus intentos de suicidio.

Por cada suicidio se calcula que hay 20 tentativas

«Porque existe solución y mejora si somos capaces de actuar y detectar las señales que nos indican que esa persona tiene un problema y que puede llevarla a tener un intento de acabar con su vida», insiste Domínguez. Ángeles reconoce que existe miedo a hablar abiertamente de ello, «más si vives en un municipio pequeño de Valladolid como el mío, porque crees que es una forma de proteger a tu familiar aunque la realidad es todo lo contrario». Y es que en el momento en el que esta madre y su hija decidieron contactar con El Puente, hablar de todo lo que les estaba pasando y ponerse en manos de los diferentes profesionales de la entidad «mi hija ha mejorado muchísimo y yo me siento mucho más animada y con más esperanza de que pueda recuperar su vida».

Esta joven de 21 años comenzó a enfrentarse a un proceso depresivo «tras ser acosada en el colegio» que la llevó a un intento de suicidio del que logró sobrevivir y que, a día de hoy, sólo forma parte de una etapa de su vida. Esta es una de las historias que se esconden detrás de las cifras que recientemente han visto la luz con motivo, el pasado 10 de septiembre, del Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Desde la Confederación Salud Mental España se ha realizado un estudio en el que se pone de relieve datos como que cada día 10 personas mueren por esta causa en España. Tanto es así que según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) el suicidio es la principal causa externa de mortalidad en este país. En 2016, fallecieron por este motivo 3.569 personas lo que supone tres veces más de fallecimientos debidos a accidentes de tráfico. Las causas que pueden llevar a una persona a intentar terminar con su vida «son reconocibles, como la existencia de una patología mental pero también un proceso de duelo, un despido, un desengaño sentimental», explica la psicóloga de Salud Mental Valladolid. Situaciones que acompañadas de cambios en la personalidad y en la forma de comportarse deben dar pistas al entorno más cercano de que esa persona puede tener pensamientos suicidas.

Hablar del problema es el primer paso en la prevención

«Con un detección temprana y activando protocolos concretos tenemos un grado de éxito altísimo a la hora de evitar las tentativas, por lo que es muy importante hablar de ello en todos los foros posibles para que alguien que esté con estas ideas sepa que existe solución a su problema», reclama Marta.

La hija de Ángeles se encuentra en estos momentos afrontando su recuperación «con tratamiento farmacológico para su depresión y con el apoyo de su psicóloga y del centro ocupacional de El Puente», afirma esta mujer que a su vez recibe apoyo psicológico y «participa en la escuela de padres de la entidad, donde aprendes de otras experiencias y ves que hay familias incluso con situaciones peores».

Un millón de personas

El mayor problema de salud pública de Europa, así lo ha definido la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una realidad que no por silenciarla mediáticamente evita que cada año en el mundo se suiciden casi un millón de personas. Destacan desde el movimiento asociativo Salud Mental España que, a pesar de estas cifras, por cada una de las personas que fallecen existen 20 intentos. Por ello, bajo el marco del Día Mundial han iniciado una campaña de concienciación en redes sociales bajo el nombre #HablaDelSuicidio como herramienta para visibilizar la existencia de este problema social y para animar a las personas a hablar de ello «como primer paso hacia la prevención».

Desde el grupo de trabajo de prevención del Consejo de Colegios de Psicólogos regional se vienen trabajando en jornadas formativas y en apoyo y asesoramientos «a diferentes agentes que pueden intervenir como prevención o bien ante casos activos, como los cuerpos de seguridad o en el ámbito educativo», explica Marta Domínguez, «y se detecta que existen una gran sensibilidad hacia este tema entre ellos».

Ante la pregunta de qué hacer si alguien de nuestro entorno decide atentar contra su vida, Marta aconseja «llamar cuanto antes al 112 y sobretodo no dejar nunca sola a esa persona; además de intentar en todo momento mantener una conversación o más bien una escucha activa, donde no se minimice la situación pero tampoco se genere alarma».

Desde las entidades sociales que trabajan con el colectivo de la salud mental declaran la importancia de poner cuanto antes en marcha el Plan Nacional de Prevención del Suicidio anunciado por el Gobierno.

ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *