Inteligencia Artificial para enfrentar el suicidio

¿Qué ocurre cuando te remontas a los años 90, época en la que parecía lejana la posibilidad de interactuar con un IA? ¿Cómo no recordar la película de Steven Spielberg en la que se emulaba a la inteligencia artificial y se manifestaban los juicios que existían por parte de la sociedad? Pues bien, hoy la IA es una realidad. Muchos son los servicios que hoy operan en base a criterios de configuraciones logarítmicas que permiten la solución a problemáticas sociales.

Hoy, en Fundación Todo Mejora, utilizamos este tipo de tecnología para solucionar uno en concreto: el suicidio de niños, niñas y adolescentes (NNA). Según el DEIS del año 2015, un NNA se suicida cada 2 días y, aun así, en nuestro país no existe una Política Pública coordinada para la prevención del suicidio. Sólo recordemos que el presupuesto en salud mental llega al 2,4% de total del presupuesto de Salud.

Durante el año 2017 nuestro canal de atención recibió 5500 atenciones con más de 900 casos, de los cuales el 30% era comportamiento suicida, entendido como “una diversidad de comportamientos que incluyen pensar en el suicidio –o ideación suicida–, planificar el suicidio, intentar el suicidio y cometer un suicidio propiamente dicho” (OMS, 2014 p.12).

En ese sentido, buscar soluciones con un foco en la innovación social permite que podamos crear un tejido social en torno a la prevención del suicidio, con personas comprometidas en la búsqueda de soluciones y con datos que permitan medir el impacto, además de bajar la tasa de mortalidad de suicidio en NNA.

Hoy existe por parte del gobierno de Sebastián Piñera un compromiso con una nueva política en salud mental. Aún no conocemos las orientaciones de esta, sin embargo, está claro que se deben buscar mecanismos que permitan la cooperación entre la sociedad civil, las empresas y el Estado para generar soluciones en el marco de la innovación social, que abarquen la problemática no sólo focalizada en sectores, sino que permita una cobertura total a cada territorio y a cada usuario.

Como ONG´s debemos aprovechar las metodologías y tecnologías que permitan avanzar en la solución de problemas, involucrando de manera participativa a nuestras propias comunidades, un factor central para que exista innovación en las organizaciones. Asimismo, como sociedad civil no podemos sólo administrar las problemáticas para que el Estado se haga cargo. Somos actores que estamos en la intervención y que, por tanto, podemos apoyar y desarrollar la generación de soluciones con foco en el impacto final.

Ver artículo original aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *