Los suicidios, principal causa de muerte no natural en España en el año 2016

Fallecieron un total de 3.569 personas, superando a las víctimas de accidentes

VITORIA.- La cifra de suicidios en España se elevó a 3.569 personas en 2016, lo que los convierte ya en la principal causa de muerte no natural en España debido a la reducción de víctimas mortales por accidentes de tráfico.

Estos datos fueron puestos de manifiesto por el psiquiatra y profesor de la Universidad de Sevilla Lucas Giner durante el XXVI Curso de Actualización en Psiquiatría, que reúne en Vitoria a 400 expertos en salud mental.

Giner ha constatado que cada año se producen más de 3.000 suicidios en España y concretamente en 2016 fueron 3.569, con un tasa de 7,69 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del INE. En el mundo cada año se suicidan más de 800.000 personas.

No obstante este experto ha alertado de que por cada suicidio consumado se producen unos 20 intentos fallidos y en la mayoría de estos casos el que trata de quitarse la vida sin conseguirlo posteriormente se arrepiente.

Respecto a las causas de los suicidios, el psiquiatra detalló que los «trastornos mentales, afectivos, la esquizofrenia, la ansiedad, los trastornos de personalidad y el abuso de sustancias estupefacientes», son los principales motivos que llevan a adoptar una decisión como esta.

La enfermedad mental es sin embargo el factor más importante que predispone al comportamiento suicida y quienes la padecen presentan un riesgo diez veces mayor que aquellas personas que no la sufre.

Giner también puso de relieve que quienes padecen un comportamiento suicida tienen afectado el sueño. Se calcula que el 81 % de los adolescentes y el 89 % de los adultos con ideas de suicidio tienen problemas para conciliar y mantener el sueño debido a que se obsesionan con este tipo de pensamientos.

«No es que el insomnio haga que la persona que lo padece tengan ideas de suicidarse, sino al revés, quienes tienen pensamientos suicidas tienen afectado su sueño porque algo les atormenta». El insomnio «es un factor más para saber si una persona está en riesgo de suicidio», indicó el experto, que mencionó las consecuencias emocionales que tienen los suicidios y tentativas en familiares y amigos.

Ver artículo original aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *