Cómo informar sobre los suicidios sin promoverlos

La Rioja pondrá en marcha en 2018 un plan para luchar contra los suicidios que incluye guías de recomendación para los medios de comunicación para evitar que las informaciones sobre suicidios acaben generando más intentos.

La consejera de Salud, María Martín, ha mantenido este jueves una reunión de trabajo con el grupo técnico que está elaborando el primer Programa de Prevención de la Conducta Suicida en La Rioja que se pondrá en marcha en 2018.

Los objetivos fundamentales de este programa son según ha informado la propia consejería “incrementar la detección de pacientes en riesgo de suicidio en nuestra región, y mejorar el seguimiento y la asistencia específica a los pacientes derivados de atención primaria o urgencias tras un intento de suicidio. En definitiva, se trata de reducir la mortalidad por suicidio y que reincidan los pacientes que han realizado un intento previo en La Rioja”, ha explicado la consejera de Salud.

Los miembros del grupo de trabajo, en el que se encuentran representados profesionales del campo de la Salud Mental y expertos de la Universidad de La Rioja y del Teléfono de la Esperanza, han explicado que el programa se centrará en dos líneas: prevención y asistencia sanitaria específica.

  • Está demostrado que especificar el método de suicidio promueve más intentos

La primera línea, enfocada a la prevención, pretende incluir campañas de información y sensibilización sobre el tratamiento del suicidio. En este sentido, el grupo ha consensuado un documento en el que se ofrecen recomendaciones para informar en torno a la muerte por suicidio ya que según detalla la consejería “está demostrado que el riesgo de suicidios adicionales aumenta cuando una noticia describe explícitamente el método, cuando se utilizan titulares o imágenes dramáticas y con los reportajes sensacionalistas o los que glorifican o idealizan una muerte.Por tanto, el programa pretende explicar cómo informar sobre muertes por suicidio con sensibilidad para cambiar la percepción incorrecta del público y corregir mitos que pueden animar a las personas vulnerables o en riesgo de suicidio a pedir ayuda”.

Además, dentro de estas intervenciones se ha previsto desarrollar programas de prevención del suicidio en los centros escolares, en colaboración con la Consejería de Educación y el Teléfono de la Esperanza y desarrollar una página web específica sobre la salud mental y el bienestar emocional donde se aborden cuestiones referidas al suicidio.

Mejora de la evaluación en primaria y Urgencias

La segunda gran línea de trabajo del futuro plan, enfocada en el aspecto asistencial-sanitario, incluye acciones dirigidas a mejorar la identificación y seguimiento del paciente de riesgo, con la mejora de los métodos de evaluación del suicidio en atención primaria y urgencias hospitalarias. En este sentido, se han consensuado escalas de valoración de detección de personas con riesgo de suicidio con profesionales de Atención Primaria y con los servicios de Urgencias del Hospital San Pedro y de la Fundación Hospital Calahorra.

Además, se está preparando la puesta en marcha de un programa de seguimiento telefónico, orientado a pacientes con tentativa de suicidio reciente y dirigido a realizar una intervención en crisis en caso de detectarse situación de riesgo inmediato y derivar a los Servicios de Salud Mental correspondiente de manera preferente con el objeto de la reducción de recaídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *