Psiquiatra advierte sobre aumento suicidios de personas en edad productiva

José Miguel Gómez habló sobre el incremento de los estresores psicosociales

El psiquiatra José Miguel Gómez Montero advirtió sobre el incremento en los suicidios de personas en edades productivas como consecuencia de los efectos psicosociales que ha producido la pandemia del coronavirus.

Gómez Montero dijo que ese fenómeno se está produciendo en todos los países de América Latina, ya que el 5 o el 6 por ciento, por cada 100 mil habitantes, de personas que tenían intentos o suicidios consumados antes de la pandemia es ahora mayor

Agregó que en el período marzo-septiembre ese porcentaje se ha incrementado como consecuencia de otros componentes derivado del COVID-19, más allá de sus efectos sanitarios.

 

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema, canal 11, Gómez Montero dijo que se ha producido un aumento en los estresores psicosociales en personas con vulnerabilidad biológica como depresión y adición, entre otras patologías, que son propensos de atentar contra su vida.

El facultativo sostuvo que a eso males se ha agregado los problemas económicos, social, de desesperanza, impotencia y frustración que no saben cómo canalizarlos, y si la persona no busca ayuda, uno de los riesgos que tiene es la idea suicida o el suicidio.

“Sí, la pandemia ha aumentado el suicidio en todos los países de Latinoamérica. En el primer semestre de la crisis sanitaria se ha incrementado el suicidio en personas en edades productivas, precisamente por el aumento de eses estresores psicosociales”, insistió el galeno.

Indicó que otro componente que ha traído consigo la pandemia es el confinamiento en el hogar las 24 horas del día, lo que también provoca un aumento en los niveles de estrés.

“Ya estamos en el mes número siete de la pandemia, y se va registrando ahora más aumento por depresión, por trastorno de estrés postraumático, y por mal manejo de los estresores psicosociales”, apuntó.

Gómez Montero sostuvo que basta con salir a las calles para darse cuenta que hay más gente irritable, más personas malhumoradas, y que han perdido la capacidad de mantener el foco y la atención.

“Y se han disparado los estresores psicosociales, con trastornos inadaptativos, por la pérdida de empleos, de capacidad de trabajo, desplome de la economía, lo que ha provocado que muchas familias han perdido sus ahorros, porque lo han tenido que consumir, y otros han tenido que deshacerse de sus activos”, señaló.

El psiquiatra llamó la atención en el sentido de que hay mucha gente en desesperanza, pesadumbre, con miedo al futuro por lo que pueda pasar.

DIARIO LIBRE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *