¿Cómo detectar conductas de riesgo suicida?

Cuando la persona no verbaliza sus ideas suicidas, se puede llegar a sospecharlas por determinadas manifestaciones

Hay ciertos indicios que pueden advertir de que una persona está pensando en el suicidio e intentar evitarlo. Por eso conviene no subestimar algunas señales que nos pueden alertar de conductas de riesgo suicida, especialmente en aquellas personas más cercanas (familiares, amigos…). Es importante que la persona con pensamientos suicidas no se sienta sola. Pensamientos que normalmente están asociados con problemas que pueden resolverse, pero cuyas soluciones en ese momento la persona no es capaz de ver.

La persona puede manifestar sus deseos de quitarse la vida, independientemente de si tiene planeado o no la forma de hacerlo. Contrariamente a lo que se piensa, interrogar sobre la existencia de las ideas suicidas no incrementa el riesgo de desencadenar este tipo de acto y puede ser la única oportunidad de iniciar las acciones preventivas.

  • Cuando la persona no verbaliza sus ideas suicidas, se puede llegar a sospecharlas por determinadas manifestaciones. Algunas personas tienden a restar importancia a las ideas suicidas, minimizarlas, con expresiones como ‘No te preocupes por mí’ o ‘No va a pasar nada’. El cese de la angustia, un periodo de calma después de una fase de agitación, son signos de grave peligro suicida, ya que se ha resuelto el conflicto entre los deseos de vivir y los deseos de morir a favor de estos últimos.
  • En otros casos, la persona se iguala, se identifica de manera velada o explícita con  una persona conocida que se ha suicidado con expresiones como ‘Yo no pienso hacer lo mismo que hizo mi familiar que se suicidó’ (cuando no se ha mencionado el tema durante la conversación). O también comparar su situación con la similar de una persona que se suicidó: ‘Se mató cuando supo que tenía una enfermedad’.
  • Apuntan hacia la presencia de una idea suicida ciertas conductas cuando se le pregunta si ha pensado en quitarse la vida, entre las que se destacan el llanto sin pronunciar palabra alguna, bajar la cabeza y mirar al suelo, hacer silencio repentino motivado por la propia pregunta, fruncir el ceño, mostrarse angustiado…
  • Hablan a favor de la existencia de un plan suicida, regalar sus posesiones más preciadas, correr riesgos innecesarios, visitar o llamar a personas para despedirse, tener guardado el futuro método para suicidarse (acumular medicación, llevar consigo el tóxico,  una cuerda…), dirigirse hacia un lugar que habitualmente no es visitado por la persona o ingerir bebidas alcohólicas en cantidades y con una frecuencia inusuales (mediante lo cual trata de lograr el valor necesario para llevar a cabo sus intenciones).
  • Prestar especial atención a aquellas personas que experimentan cambios notables en su comportamiento habitual, como absentismo laboral, ingestión de alcohol o drogas, divorcio…).
  • A menudo, las personas con ideas suicidas se sienten incapaces de superar el dolor, pensar claramente, tomar decisiones, escapar de la tristeza, imaginar un futuro sin sufrimiento, valorarse a sí mismas y controlar la situación.
  •  
  •  
  • salamancartvaldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *