El suicidio entre los latinos en California se duplica entre 1999 y 2016

Los Ángeles (EE.UU.), 1 oct (EFE).- Los suicidios se duplicaron entre los hispanos de California entre los años 1999 y 2016, periodo en el que más de 10.000 latinos se quitaron la vida, revela un análisis sobre la relación que existe entre ese fenómeno y las armas de fuego.

El estudio «Suicidios de hispanos/latinos en California» encontró que en 1999 la muerte de 415 latinos fue vinculada con el suicidio, mientras en 2016 el número llegó a 848, más del doble que 17 años antes.

Los investigadores del informe publicado este lunes subrayan que los hombres hispanos de este estado del oeste del país tienen mayor tendencia a acabar voluntariamente su vida que las mujeres.

De los 10.445 casos reportados de suicidio entre 1999 y 2016, 8.624 de las víctimas eran hombres y 1.821 eran mujeres.

A pesar del menor número de suicidios de latinas, esta cifra registró un aumentó de casi el 300 % en el periodo analizado, al pasar de 52 casos en 1999 a 154 víctimas en 2016.

De los 10.445 hispanos que se quitaron la vida en California en el citado periodo, 3.402 usaron un arma de fuego para matarse, destaca el análisis realizado por Violence Policy Center (VPC), que pretende llamar la atención sobre el papel que juegan estas en el deceso de los latinos en el Estado Dorado.

«La muerte violenta de latinos en California y en todo el país suele verse con demasiada frecuencia solo a través del lente del crimen y el homicidio», dijo a Efe este martes el director de VPC, Josh Sugarman.

El investigador destacó la necesidad de ofrecer una base de información sobre las víctimas hispanas del suicidio para aumentar la comprensión pública sobre el tema, especialmente en California, un estado «líder en estrategias progresivas de prevención de la violencia», apuntó.

El informe destaca que entre los 16.633 latinos fallecidos a causa de un arma de fuego en California entre 1999-2016, el 20 % corresponde a hispanos que se suicidaron, el resto fueron clasificados como homicidios y unas pocas muertes accidentales que involucran un arma.

El estudio también halló que casi el 25 % del total de latinos que se quitaron la vida entre 1999 y 2016 son hispanos entre 10 y 24 años, y que de esos 2.556 casos un tercio usó un arma de fuego para hacerlo.

Sugarman aclara que, si bien la tasa general de suicidios aumentó con el tiempo, el uso de armas de fuego disminuyó en el periodo de 17 años, lo que abre una nueva ventana de esperanza para enfrentar estos dos fenómenos. EFE

La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *