Así actúa una psicóloga del Summa ante un intento de suicidio

Nuevo servicio del 112. Es la primera unidad de emergencias de atención psicólogica inmediata integrada dentro del Sistema Nacional de Salud

Nuestro trabajo es duro y a la par agradecido. Estamos súper ilusionados con el proyecto, y para mí, es lo más importante», asevera Esther González a LA RAZÓN. Ella forma parte de la plantilla de los seis psicólogos clínicos del Summa 112 que se incorporaron el pasado 15 de julio. Este servicio, es el primero de emergencias dentro de la Sanidad Pública en disponer de intervención psicológica inmediata. Sin embargo, no cuenta solamente con la colaboración de Esther, sino que también forman parte de esta plantilla Miguel, Cristina, Laura, Edurne y Rocío.

 
 

La mayor parte de la vida de Esther se ha centrado en el ámbito de la emergencia «entrando y saliendo». Durante los últimos años colaboró con el Servicio de Salud Mental de Castilla-La Mancha, en una estrategia de prevención del suicidio, de la que Esther formaba parte del grupo de expertos para elaborar diferentes planes y acciones al respecto.

Debido a su gran interés por este «mundillo» siempre se había mantenido alerta sobre nuevas oportunidades laborales. Un día, a través del Colegio de Psicólogos, recibió un correo en el que le informaban de una convocatoria del Servicio de Urgencias y Emergencias de la Comunidad de Madrid (Summa), para cubrir en su plantilla seis plazas de especialista en Psicología Clínica.

Desde su incorporación, los psicólogos han tenido que atender diferentes casos en cada guardia en las que han estado. «Los avisos han sido de lo más variado: personas que tienen problemas de salud mental, ahogamientos o incluso muertes traumáticas. A pesar de ello, el 70% tienen que ver con tentativas de suicidio o con suicidio consumado, con atención a las familias», asegura González.

Uno de los últimos avisos que recibió fue un intento de suicidio en curso. «Allí ya estaban policías y bomberos, además de una unidad asistencial nuestra, y valoraron que se incorporase un psicólogo», dice. Cuando llegó a la zona, era la Policía la que estaba tratando de convencer a la persona para que diese un paso atrás y no se suicidase. «Es el primero que llega allí el que intenta establecer el contacto con la persona que está en situación de riesgo», confirma. Al ver que estaba «más o menos controlada» la incidencia, decidió no subir, ya que una persona nueva podría causar «un pico de nerviosismo y se nos podría ir de las manos». Ella se quedó fuera valorando a la familia que acababa de llegar a la vivienda y cuando se redujo el riesgo, la psicóloga intervino a la persona que quería acabar con su vida. «Lo bonito de esto fue ver como se coordinaron todos los equipos presentes, la gente tenía claro su papel, y nos íbamos apoyando unos a otros. Nadie invadía el espacio de otro, es una situación de la que se aprende mucho», asevera González a LA RAZÓN.

A pesar de la dureza de los casos, Esther destaca que lo más satisfactorio es el agradecimiento de las personas a las que atienden. «Están en una situación muy delicada, y el hecho de sentirse escuchadas, tenidas en cuenta y que se les cuida, lo agradecen muchísimo. Es muy gratificante, te quita el peso de esa situación complicada, al estar viendo tanto dolor y tragedia», concluye.

Más de un millón de atendidos en 2018

Durante todo el año 2018 el Summa 112 atendió un total de 1.097.072 llamadas de las que 771.799 fueron asistenciales y se resolvieron con el envío de 526.827 recursos de los que dispone como Vehículos de Intervención – Rápida (VIR), helicópteros o UVIS móviles.

Fueron atendidos un total de 457.297 pacientes, bien en el lugar de los hechos o con traslados a centros sanitarios.

La razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *