Conducta suicida en edades tempranas: Prevención, intervención y posvención

Con la participación de aproximadamente doscientos profesionales de la salud de distintos servicios del país, se llevó a cabo una jornada de trabajo sobre «La conducta suicida en edades tempranas: Prevención, intervención y posvención», en el marco de la visita del Dr. Jon García Ormaza, integrante de la Red de Salud Mental de Bilbao, España.

Coordinada por el Grupo de Investigación, Comprensión y Prevención de la Conducta Suicida en el Uruguay – UdelaR – ASSE, la actividad se desarrolló el miércoles 20 de marzo, con la participación en el acto de apertura, de la Vicepresidenta de ASSE, Dra. Marlene Sica.

Los expositores, fueron Jon García Ormaza, Médico Psiquiatra (Red de Salud Mental de Bikaia, Bilbao, España), la Prof. Agda. Adriana Martínez, la Asist. Dra. Natalia Tailanian, la Prof. Dra. Gabriela Garrido, de la Clínica Psiquiatría Pediátrica de la Facultad de Medicina y Servicio de Salud Mental Pediátrica del Centro Hospitalario Pereira Rossell.

Es oportuno destacar, asimismo, el trabajo realizado en la organización de esta jornada, por el Equipo de Trabajo de Prevención del Suicidio e Intento de Autoeliminación (IAE) de ASSE, integrado por la Mag. Lic. Ps. Marilen Bettini y la Lic. Ps. Gabriela Novoa.

Entre los participantes, se encontraban integrantes de los Equipos Salud Mental (fundamentalmente profesionales del área Infancia y Adolescencia y Referentes de IAE), Psicólogas/os de área integrados a los Equipos Básicos de Salud, representantes de las Unidades de Enlace, Pediatras, Médicos de Familia y Comunidad, Lic. en Enfermería, referentes de Servicios de Urgencia,  Operadores Telefónicos de la Línea Vida 0800 0767; así como   Residentes de las Facultad de Medicina y Psicología vinculados a la temática.

Muchas de las muertes por suicidio se pueden prevenir, porque existen herramientas de abordaje para paliar el sufrimiento humano

El experto español Jon García Ormaza, consideró que «debemos aceptar la realidad del suicidio, que ha existido, existe y existirá; pero en contra de lo que muchos piensan y durante tanto tiempo hemos pensado, muchas de las muertes por suicidio se pueden prevenir, porque existen herramientas de abordaje para paliar el sufrimiento humano, que en el fondo es lo que siempre está detrás de la muerte por suicidio de todas y cada una de las personas que han fallecido» por este motivo.

Expresó que es necesario «comprender y aceptar que las personas que ponen fin a su vida por suicidio, lo hacen porque piensan que no seguir viviendo es la única solución, la única salida a ese sufrimiento».

En ese sentido, afirmó que «tenemos que ser capaces de detectar a esas personas, que sufren, y orientarlas en el camino de un abordaje, de un tratamiento, que pueda paliar ese sufrimiento», dijo.


Visibilizar y sensibilizar

García Ormaza, entendió fundamental «que se visibilice la realidad del suicidio, del sufrimiento que hay detrás; conocer los factores de riesgo y también de protección», así como «implicar a los agentes educativos y a todos los agentes sociales en su contexto: en una palabra, que comencemos a hablar de una realidad que ha existido, existe y existirá, pero partimos de la convicción de que muchos de los suicidios se pueden prevenir».

Preguntado sobre el rol de los medios en el tratamiento de esta temática tan sensible, el experto consideró que es esencial que los mismos no se traten en forma sensacionalista, como es por ejemplo el caso de las personas famosas que deciden quitarse la vida.

En cambio, subrayó que, si los medios plantean la temática «desde un rol didáctico, desde una perspectiva sensible y coherente, pueden ejercer una labor preventiva», ayudando a visibilizar la temática, por ejemplo, desde el punto de vista del por qué las personas que pertenecen a ciertos colectivos, sufren de discriminación, padecen de presión o tienen problemas interpersonales o conflictos de la vida cotidiana que no pueden resolver, y se sumen en una desesperanza y desesperación». Al respeto, agregó además la incidencia del acoso escolar y el ciberbullying, que se convierte en un verdadero factor desencadenante del suicidio cuando es sostenido en el tiempo, y que puede afectar en este caso no solo a la víctima, sino también al victimario.

Asimismo, entendió que los medios de comunicación, también pueden colaborar muchísimo, «hablando de los recursos y las herramientas existentes».


Estrategias de ASSE para la Prevención del Suicidio

Es oportuno señalar que, desde el año 2011, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), a través de la Dirección de Salud Mental y Poblaciones Vulnerables, definió dentro de sus líneas prioritarias, trabajar y fortalecer las acciones en la prevención y abordaje de la conducta suicida en su población usuaria.

Es así como se conformó un Equipo de Trabajo específico; la figura del Referente en Intento de Autoeliminación (IAE) en cada uno de los territorios; la elaboración del mapa de ruta local y agenda prioritaria; capacitación y formación continua en el tema; creación de equipo móvil; alianza con la UdelaR a través del Grupo Investigación, Comprensión y Prevención del Suicidio y la integración del Comité Asesor de la Comisión Honoraria de Prevención del Suicidio (MSP, MI,MIDES,MEC).

En julio de 2018, ASSE asumió un desafío aún mayor, con la implementación de la Línea de Vida – 0800 0767 – *0767-, un servicio de atención telefónica de carácter nacional, para todos los usuarios del Sistema, que funciona durante las 24 horas, todos los días del año, atendida por un equipo de profesionales capacitados para brindar una de escucha activa y de construcción de respuestas entre el operador y el usuario, con las derivaciones que correspondan en cada caso en particular.

Links asociados:

Ver video – La conducta suicida en edades tempranas prevención, intervención y posvención

asse.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *