Un agente de la Policía se suicida cada 43 días

En 17 años (entre 2000 y 2017) se han suicidado 152 policías nacionales en España. De estos casos, 144 fueron hombres y ocho mujeres, según el anexo del estudio desarrollado por la Agrupación Reformista de Policías (ARP) el pasado mes de febrero.

Esta cifra se multiplica por nueve respecto a las cifras de suicidio de la población civil, desprendiendo la media del suicidio de un agente cada 43 días. La tenencia de armas de fuego por parte de los agentes de este cuerpo hace que el 86% de estos suicidios en la Policía se hayan producido usando la pistola, mientras que el otro 9% restante utilizaba el ahorcamiento como método para acabar con su propia vida.

El por qué

Con el inicio de la crisis económica, el aumento de los suicidios en la Policía ha ido aumentando año tras año. Pero, a pesar de que se está trabajando en un protocolo de prevención para evitar los suicidios entre agentes, cuyas tareas por parte de la Dirección General de la Policía y los sindicatos están paradas, el número de agentes que se acoge a esta medida de prevención es muy pequeña.

“Han perdido voluntad en sacarlo”, lamenta el responsable de riesgos laborales del sindicato mayoritario en el cuerpo, el Sindicato Unificado de Policía (SUP). Desde la DGP se comprometieron a contratar a seis psicólogos para evaluar los riesgos de los agentes, “pero hasta el momento no se han convocado”.

Los agentes más jóvenes son los más afectados por este problema en el cuerpo, ya que un 21, 71% de los suicidios que se dieron en estos 17 años afectó a agentes de entre 30 y 35 años, mientras que más de la mitad de los casos no superaban los 41 años de edad. Además, otro 11,84% se produjo entre los agentes de entre 24 y 29 años.

Por comunidades, los territorios que acogen hasta el 46% de los suicidios de todo el país son Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana. En contraste, Navarra, La Rioja y Cantabria sólo recogen en su conjunto el 1,32% de los casos.

Por otro lado, Navarra, La Rioja y Cantabria sólo suponen el 1,32%. “Las Jefaturas en las que más suicidios han habido pueden ser las que dispongan de mayor número de efectivos policiales, en las que se vea favorecida la despersonalización o sensación de aislamiento del policía. De otro lado, las tres jefaturas en donde hubo menos sucesos suicidas, tienen en común su cercanía geográfica, así como el hecho de que las tres son uniprovinciales”, argumenta el estudio.

La Guardia Civil también se ve afectada por este problema

También, un alto porcentaje de Guardias Civiles se suicidan cada año, llegando a superar las cifras de la Policía. Los datos señalan que en este caso, se produce un suicidio cada 26 días, casi en la mitad del tiempo que se produce un suicidio en el cuerpo de Policía, aunque este cuerpo sí cuenta con un protocolo en activo para evitar que los agentes se quiten la vida a sí mismos.

Desde el 2000 se han suicidado 229 agentes del Instituto Armado, según el ARP del Diario de Sesiones de la Comisión de Interior. Por ello, el estudio apunta que “es preciso tomar en consideración la diferencia entre ambos cuerpos policiales en cuanto al número de efectivos, dado que la Institución Benemérita cuenta con una plantilla notablemente superior a la de Policía”.

Además, en la Guardia Civil como en el Cuerpo Nacional de Policía, el número máximo de suicidios tuvo lugar en el año 2002.

catalunyapress.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *