Marta Ceñal: “Me sigo preguntando por qué… ¿Por qué mi hijo se suicidó? ¿En qué fallamos, por qué lo hizo?”

Es un drama para quien lo vive de cerca, un sufrimiento añadido al inmenso dolor que ya de por sí supone la pérdida de un ser querido, un sentimiento de culpabilidad como nos cuenta Marta. Es una de las primeras causas mortales no naturales. El suicida deja pautas y pasos antes de afrontar su final, que en la mayoría de los casos son indetectables para su entorno. Las redes sociales y los juegos por internet son algunos de los causantes de estas trágicas pérdidas.

El testimonio de Marta es sobrecogedor tanto por el dramatismo de su historia como por el coraje de haber sabido buscar la forma de sobreponerse a ella e intentar dar ejemplo. Entra a la redacción con movimientos pausados, una tranquilidad aparente que pronto denota un rostro marcado por el dolor, quebrado con suma facilidad en llanto en el transcurso del trágico relato. En España se suicidan más de 3.600 personas al año. El suicidio es una primeras causas mortales no naturales del país. A pesar de ello en la sociedad sigue siendo un tema tabú y ello supone un dolor añadido para los familiares del fallecido. Hay todavía cierto miedo, prejuicios sociales y vergüenza al hablar de ello.

Marta Ceñal, creadora de la página “El descanso de Pedro” en Facebook, en memoria de su hijo y con el objetivo de tratar el delicado asunto del suicido, quiso hablar con Elcierredigital.com sobre este tema porque “a la muerte no hay que tenerle miedo”, como comenta ella.

Su historia comienza el 8 de noviembre de 2017 cuando su hijo Pedro se suicida por sorpresa. Marta señala que él tenía un buen trabajo en el casino de Gran Vía y se iba a casar en seis meses, por lo que los síntomas que presentaba eran indetectables para la familia. Por eso, tanto ella como la novia de Pedro se siguen preguntando por qué el joven llevó a cabo tal acto. ¿Qué es lo que le impulsó a suicidarse?

Para Marta, en muchas de las ocasiones se culpa directamente a los padres y al entorno por no ser capaces de evitar estas muertes. “Lo primero que hace uno es culparse. ¿En qué hemos fallado? Tenemos que hablar con nuestros hijos. No pasa nada porque nos sentemos con ellos a hablar”, explica.

Juegos, apuestas y redes sociales

Marta señala que su hijo ponía en riesgo su vida sin que ellos se dieran cuenta. Además, aclara que en ciertos casos la culpa de los suicidios lo tienen las redes sociales y los juegos por internet como por ejemplo son las apuestas.

Los suicidios han aumentado en un 3% desde el 2017. A veces relacionados por juegos con violencia. Por eso hay que hablar abiertamente del suicidio y planear una prevención para ello”, cita la madre de Pedro.

A veces la persona que se suicida no es una persona apagada o con timidez, sino que puede ser muy alegre y muy formal con la gente. El caso de Pedro es similar, era una persona alegre pero no se podía hablar con él de su vida por personal, ya que en eso era introvertido.  

“No están bien vistos”

Cuando una persona se suicida, en ocasiones la familia no es capaz de afrontarlo. Además, muchas veces se quieren tapar, ya que “culturalmente no está bien visto” en la sociedad española, comenta Marta. Según ella, hay 3.600 muertes anuales, pero “el Estado no es capaz de afrontar esta estadísticas, ni es capaz de decir la cifra exacta porque da mala imagen”, detalla. 

 

En concreto, el Instituto Nacional de Estadística (INE) pone en su web que las muertes por suicidio aumentaron en el año 2017, el último del que existen datos, en un 3,1% con respecto al año anterior, lo que supuso una cifra de 3.679 fallecidos durante todo ese año.

Una cantidad superior a la de los muertos por accidentes de tráfico (2,8 por ciento) que fueron un total de 1.943. Estos son algunos de los datos correspondientes a 2017 que tiene en su página web el Instituto Nacional de Estadística (INE), en concreto dentro de la parte de Defunciones según la causa de Muerte.

Aun así, como dice Marta, a veces no se sacan a la luz algunos suicidios por ser un “tema tabú”, por creer que se puede hacer un efecto llamada. “No quiere decir que porque lo vea vaya a hacer yo lo mismo”, señala. Sin embargo, la licenciada en Pedagogía de la Universidad Complutense de Madrid, Joana Lorenzo, explica que los suicidios no suelen salir en las noticias, no por miedo ni por tabú, sino por perjuicio hacia las personas con tendencias suicidas.

“Quiero dejar claro que la muerte es necesario hablarla y tratarla, pero que hay que tener especial cuidado con las personas con ideas suicidas porque es un factor estresante el hecho de que vean noticias de suicidio y hay que saber llevarlas muy bien”, argumenta Joana.

En cuanto al tema económico, las familias no reciben la ayuda necesaria tras la muerte del familiar. Menciona que solo le envían al psicólogo media hora al mes, pero que le supone un serio gasto para tan poco tiempo, por eso decidió crear “El descanso de Pedro” para hablar con más familia. Marta, que vive en Lanzarote, comenta como un caso de una familia de esta localidad canaria vivió un caso parecido al de Pedro: el padre se ahorcó y no lograron seguir las pautas que fue dejando para evitarlo.

Depresión: la enfermedad del futuro

El 90% de las personas con síntomas suicidas tiene problemas psicológicos y/o afectivos. Entre las muertes por suicidio hay un 10% que ha tenido previamente una depresión endógena, los cuales tienen complejos y una autoestima muy baja. El 90% de los suicidas suele dejar una nota antes de morir. Pedro dejó una nota en la que ponía “soy un mierda de tío” para acto seguido suicidarse tomándose cinco cajas de pastillas.

Para evitar esto hay que tratar la depresión como una enfermedad. Para Marta “hay que tomarse en serio la depresión porque va a ser la enfermedad del futuro”. Incluso, la creadora de “El descanso de Pedro” señala que el jefe del hospital de Lanzarote habló con ella y le incidió en que hay que tratar este tema y no tener miedo a hablar de él.

El presidente del gobierno de Canarias, Fernando Clavijo Batlle, también le felicitó por privado debido a la gran labor que estaba haciendo con la página dedicada a su hijo y a tratar un tema como el suicidio, que sigue siendo un tabú hoy en día.

Marta se despide esbozando una pequeña sonrisa, cree que su hijo estaría orgulloso de esta labor suya de buscar consuelo y apoyo tanto en su propia familia como en otras personas que pudieran estar pasando por situaciones similares.

elcierredigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *