El ‘jueguito’ que incita a suicidio a niños: experto explica trampa oculta de la tecnología

Ante la aparición del nuevo reto denominado “Momo Challenge”, que ha generado alerta en diversas partes del mundo, un especialista recomienda a los padres controlar el tipo de contenido al que acceden sus hijos y, sobre todo, estar en permanente diálogo con ellos para que evitar que les oculten información importante.

Mario Velázquez, director de la organización Protección Online, en entrevista con HOY habló sobre el polémico reto viral #MomoChallenge y recordó que el personaje “Momo” había surgido el año pasado a través de un bulo de WhatsApp pero que luego de un tiempo perdió fuerza y quedó en el olvido.

En este ocasión, alguien habría intentado reflotar a esta figura valiéndose de videos de la serie infantil Peppa Pig o del videojuego Fortnite que fueron alojados en la plataforma Youtube Kids. En dichos materiales se incitaría a los niños a la violencia y al suicidio.

Velázquez dijo haber visto uno de estos videos y mencionó que luego de mostrar un fragmento del dibujo animado aproximadamente en el segundo 26 aparece el rostro de este raro y espeluznante ser, el cual considera como “una imagen perturbadora para un menor de edad”.

A diferencia del caso anterior, en esta oportunidad ya se generó un signo de alerta entre los padres debido a que afecta a niños muy pequeños, más aún considerando que los mismos tienen acceso a plataformas como Youtube desde muy temprana edad gracias al teléfono celular.

Este experto en seguridad y protección en línea considera que, a fin de evitar cualquier tipo de situación desafortunada, lo importante es siempre estar en contacto con los hijos, de manera a poder enterarse si es que ven algo perturbador que los pueda afectar.

“Si se le da un celular al hijo hay que estar muy pendiente de ellos”, resaltó Velázquez, quien considera que la solución no siempre es restringir este tipo de tecnologías a los más pequeños debido a que igual tendrán acceso a las mismas a través de otras personas, sean compañeros de curso, parientes, amigos, etc.

Antes que nada, la premisa principal debe ser ganarse la confianza de los hijos y conversar con ellos en todo momento -aseguró-, de manera a que sean sinceros y no tengan miedo de contar lo que les pasa.

Velázquez advirtió que, en caso de que un menor tenga acceso a Youtube, se debe monitorear qué tipo de contenido está visualizando, sobre todo porque los videos recomendados en la plataforma se ordenan en base a la popularidad y los gustos del usuario, sin filtrar el tipo de público al que va orientado.

“Es prácticamente inevitable que los chicos puedan evitar ver contenido nocivo en Youtube”, mencionó al hacer alusión sobre este mismo punto. Por ello, el mismo cree que los adultos no deberían dejar todo en manos de la tecnología.

En otro momento, volvió a hacer énfasis en que no se debe prohibir el acceso a las tecnologías a menos que sea algo adictivo para el niño, pero siempre observando el uso que se le da a las mismas.

“Hay que preguntarles qué estuvieron viendo, con quién hablaron, si jugaron algún juego y cómo funciona. No debe ser como un interrogatorio, debe ser una conversación, hay que ganarse la confianza de ellos, o sino pueden llegar a mentir al notar que es una reprimenda”, afirmó el director de Protección Online.

A su criterio, no hay una edad específica para que un chico tenga al alcance un teléfono celular pues esa cuestión ya depende del criterio de los mismos padres, todo dependería de la madurez que tenga el niño y si es que está o no preparado para ese beneficio.

Finalmente, Velázquez sostuvo que se deben establecer límites en cuanto a la periodicidad de acceso a este tipo de tecnologías y los tipos de aplicaciones que pueden descargar, pues la intención es que no tengan acceso full las 24 horas del día.

HOY.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *