En Navidad se incrementa el suicidio en jóvenes

La edad vulnerable oscila entre los 19 y 29 años, por cuestiones económicas, soledad, problemas de salud, familiares o drogadicción

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el suicidio es la segunda causa de muerte en jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 19 y 29 años, siguiéndole los accidentes automovilísticos.
Entrevistado por EL DICTAMEN, el psicólogo Iván Eloy Flores Escamilla, dijo que anteriormente el suicidio se presentaba en los adultos mayores, pero en los últimos seis años, ha aumentado en el rango de jóvenes entre 19 y 29 años.

Explicó que existen múltiples causas, como por cuestiones económicas, sensación de soledad, problemas de salud, familiares o drogadicción.

Sin embargo, el uso de las redes sociales, ha despertado en el sector más joven, el interés por desafiar a la muerte, a través de retos o juegos.

“Al tener acceso a las redes sociales, se encuentran con grupos vulnerables, hay como una especie de alegoría a la muerte, es fácil que esto genere ideas y pensamientos delirantes y suicidas en los jóvenes que los vuelven vulnerables y susceptibles, sobre todo porque están en contacto con cierta información y cadenas y grupos, que habla del suicidio como algo poético, en grupos de adultos jóvenes y adolescentes, lo ven como una especie de juego”, comentó.

Destacó que el hombre es más propenso al suicidio que la mujer, es decir, de diez casos ocho corresponden al sexo masculino y dos al femenina.
Flores Escamilla, dijo que existen algunas señales de alarma, como un cambio drástico de comportamiento, expresiones constantes de que se quieren morir, depresión, ansiedad, aislamiento de la familia y amigos, consumo de pastillas, insomnio o mucho sueño, cambios de humor, irritabilidad o tristeza.

Detalló que las personas que durante su infancia, sufrieron algún tipo de violencia familiar, como maltrato físico o abuso sexual, podrían ser vulnerables al suicidio.

Lo importante es la comunicación con este tipo de personas, es decir, tratar de que expresen su sentir y no ignorarlos.

EL DICTAMEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *