Han muerto 15 menores por suicidio

La cifra extraoficial de suicidios creció hasta 130 en las últimas horas con el registro de un caso más en el municipio de Mapimí, en el cual la víctima fue un niño de 12 años de edad; y otro en Santiago Papasquiaro, donde un prófugo de la justicia se disparó con un arma de fuego.

Con el primero de estos hechos, suman en total 15 víctimas menores de edad, entre las que se encuentran cinco niños: dos de 14 años y tres menores de esta edad.

Jared, de 11 años, sigue como el más joven del grupo de víctimas de este problema de salud mental. Él era habitante de Gómez Palacio y pese a su corta edad utilizó un arma de fuego para su propósito.

En el caso más reciente registrado este lunes en Ceballos, se sabe que el menor fue descubierto por algunos de sus amigos aproximadamente a las seis y media de la tarde, y si bien de inmediato solicitaron el apoyo de paramédicos de la Cruz Roja, ya no se pudo hacer nada.

El menor se llamaba Juan Carlos, minutos antes de su muerte convivía con unos amigos; en un momento determinado se fue, y al poco tiempo su cuerpo fue encontrado en una pequeña propiedad llamada El Tres, que se ubica en la periferia de Ceballos, Mapimí.

El Instituto de Salud Mental del Estado de Durango (ISMED), insiste en la urgencia de detectar cuando una persona está en riesgo de suicidio para canalizarlo a la atención necesaria, ya que es un problema multifactorial.

En la entidad se conoce que la depresión es la principal causa de suicidio. Cabe mencionar que de las 128 víctimas que van en el año, 19 eran mujeres que en su mayoría residían en Gómez Palacio y esta ciudad.

A pesar de estos nuevos casos, a menos de dos semanas de que concluya el año, se registra una reducción del problema en comparación con el 2017 que rompió un récord histórico, con 137 sucesos; aunque la baja es de menos de 10 por ciento.

MATÓ A TRES Y SE SUICIDÓ

En un hotel del municipio de Santiago Papasquiaro fue encontrado sin vida Manuel Alejandro Esparza Huerta, quien había sido señalado como autor material del asesinato de tres personas en la comunidad de Frailecillos, municipio de Tepehuanes.

Según el informe, había primero asaltado una tienda de conveniencia; y tras alojarse en el hotel, las autoridades ubicaron ahí su rastro. Pero al llegar, lo encontraron ya con un disparo en la cabeza.

EL SIGLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *