Los intentos de suicidio son de 3 a 5 veces más numerosos en jóvenes LGTBI que entre jóvenes en general y en el caso de jóvenes trans lo intenta un 40%

Desde la Unidad Gestión Diversidad Policía Municipal de Madrid, se señala que solo se denuncian el 10% de las agresiones por LGTBI Fobia porque en la mayoría de los casos se cree que no sirve de nada.

En países como Sudáfrica es crucial el trabajo con líderes locales y jóvenes en edad escolar para educar a la población en el cambio y comprensión de unos derechos recogidos por la Constitución.

El cruce del machismo y del odio al diferente constituyen el caldo de cultivo en el que se reproducen las violencias lgtbfóbicas. El Observatorio contra la LGTBfobia señala que numerosos estudios internacionales revelan que los intentos de suicidio son de 3 a 5 veces más numerosos entre los jóvenes LGTBI que entre jóvenes en general y, dentro de los jóvenes LGTBI, los jóvenes trans lo intentan más de un 40 por ciento y lo consiguen cerca de un 7 por ciento, por ser quienes más acoso y discriminación sufren diariamente y por tanto, son más vulnerables.

En esta sesión se han analizado violencias contra las personas con diferentes orientaciones afectivo-sexuales e identidades de género, así como las respuestas de las ciudades para convertirse en espacios de diversidad, respeto y derechos. Ciudades en las que tienen lugar la violencia contra estas personas pero que a la vez que les aporta, en muchos casos, un espacio de incógnito que no tienen en poblaciones locales o rurales.

Como persona transnobinaria Paule habla de la violencia institucional que se ejerce al no reconocer la existencia de personas LGTBIQA. Habla de una experiencia personal en la que, tras ser agredido, se vio teniendo que dar una clase de género a los policías que se personaron.

Es necesario que quienes tengan capacidad de realizar cambios emprendan acciones que supongan beneficios reales. No puede quedarse en una lista de buenas intenciones o un lavado en rosa de instituciones que luego, por otro lado, oprimen la existencia de este colectivo. Es necesario pasar de nivel y olvidar cuotas que solo hablan de dos géneros. La diversidad no va a dejar de existir”.

Federico cuenta la labor que se desempeña en el centro madrileño Fundación 26 de diciembre. Allí se ofrece apoyo a personas mayores de 65 que aún están aceptando su realidad sexual.

No ha hecho falta que haya habido ninguna institución que reprimiera a generaciones como la mía. Personas con 75 años aún tienen interiorizado por esa educación que lo que son es malo.”

Adil ha hablado de la labor de su centro desde el que se intenta facilitar la vida a los individuos luchando contra la LGTBI fobia de esta localidad turca, creándose una plataforma de solidaridad. Organización desde la que se trata de dar apoyo legal, psicosocial y protección de sus derechos. “Nuestro principal objetivo es crear espacios seguros”.

Unidad que combate ataques LGTBIfobia. Se creó a partir del Plan Director de la Policía de Madrid a partir del plan de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid.

Solo el 10% de los atacados denuncian ya que creen que no sirve, que es normal. Además, por desconocimiento de la ley y de sus derechos.”

Francisco recalca la Importancia de contacto directo con el tejido asociativo y entidades que representan a esos colectivos.

Manuel Vázquez ha hablado del recorrido de este centro creado en 1988 y que forma parte del Ministerio de Salud del Gobierno cubano. Su misión actual es la educación integral de la sexualidad sin distinción, a través de una estructura nacional que integra acciones de investigación para conseguir base científica, formación de RRHH a la docencia, trabajo comunitario, espacio de servicios científicos asistenciales, servicio de atención jurídica desde el enfoque de acompañamiento y también servicio de orientación y terapia social.

La ciudad de Durban es una municipalidad en la que se trabaja con organizaciones y sectores locales para evitar ataques a esta comunidad.

También había que trabajar en los colegios ya que los mayores reciben influencia de los jóvenes que ahora se están educando”. Cuenta la experiencia de trabajo con jóvenes de secundaria que luego influyen en sus familias para que no sientan que es algo que se hace desde el Gobierno como un “agente que les quiere cambiar sus tradiciones”.

En Sudáfrica nuestra Constitución habla de los “derechos” de todo el mundo a la dignidad. Pero lo que ocurre es que cuando se redactó la Constitución en 1996 no se trabajó ni se educó a las comunidades sobre lo que significa ese derecho”.

Comparte experiencias y proyectos de intervención en el espacio urbano para visibilizar y atender a colectivos LGTBI. “Hay que evitar convertirse en burócratas de los derechos. Hay que pasar a la acción”.

Maximiliano Ferraro ha reivindicado el momento crucial que se vive en la que se está poniendo en peligro lo conseguido en materia de derechos debido a las opciones políticas que están surgiendo. “A veces no es cuestión de tener más leyes, es cuestión de aceptar el desafío de resolver de qué manera rompemos la barrera que atraviesa las ciudades que se resume en iguales en derecho y desiguales de hecho. Quienes tenemos la representación de lo público tenemos que poder ser la voz de quienes no tienen voz y que hoy en muchas ciudades del mundo se los está matando por su orientación sexual o identidad de género”.

II FORO MUNDIAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *