Alertan por una nueva imagen viral que incita a la muerte

Preocupación en las autoridades. Analizan si tuvo incidencia en el caso de una niña de 14 años que se quitó la vida.

Autoridades y entidades públicas observan con preocupación un incremento en la circulación de juegos y desafíos que pueden tener consecuencias drásticas, especialmente para menores de edad.

Se trata de imágenes, montajes o conversaciones, muchas veces perturbadoras, que instan a desprevenidos participantes a cumplir determinadas acciones, so pena de castigos o males.

De origen a veces incierto, otras veces remoto, estos retos se vuelven rápidamente virales gracias a las redes sociales y los sistemas de mensajería como Whatsapp.

Aprovechando la viralidad, delincuentes virtuales montan falsos perfiles desde los cuales interpelan a personas, principalmente niños, a quienes intentan intimidar. Muchas veces toman información de las redes sociales de las potenciales víctimas, la cual usan con fines extorsivos.

El año pasado se multiplicaron los casos de la ballena azul, un juego que instaba a los niños a cumplimentar distintos pasos que podían incluir lesiones coporales. En las últimas semanas se conoció el juego Momo, en el que, empleando una inquietante imagen de una mujer de rasgos exaltados, los delincuentes intentan imponer pautas de comportamientos anormales a sus víctimas. En ambos casos, las amenazas y la existencia de presuntos antecedentes similares operan c

omo anzuelo.

En las últimas semanas ha comenzado a circular en Córdoba un nuevo desafío, cuyas consecuencias son aún más macabras.

“Cómo se enforcar”

El nuevo reto viral se basa en una imagen inquietante. En sólo 10 cuadros y sin una sola palabra, una menor, de rasgos perturbadores, enseña a los niños cómo realizar un nudo y ahorcarse.

A diferencia de los casos antes mencionados, este reto no persigue fines extorsivos; simplemente resulta letal. Originado en el sur de Brasil a fines de 2017, causó rápida preocupación en el país vecino.

Por los medios ya descriptos, en las últimas tres semanas se han reportado al menos dos casos en la ciudad de Córdoba. Uno de ellos, presumiblemente, con consecuencias fatales.

Por estas horas se sigue estudiando el caso de una niña de sólo 14 años que se quitó la vida. Según indicaron fuentes confiables a Cba24n, horas antes habría recibido la mencionada imagen en su teléfono celular.

La nena era alumna de una escuela

ubicada al sur de la ciudad de Córdoba, en el barrio residencial Santa Rosa. Una maestra de la menor fue quien presentó el caso a la Justicia, aún shockeada por el desenlace.

Mientras que fuentes judiciales confirmaron el hecho, desde la Defensoría de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Provincia de Córdoba señalaron que no se puede establecer un vínculo directo entre la decisión de la pequeña y su contacto con la macabra imagen.

Unos y otros subrayan que la sola exposición al reto no basta para que una persona tome una decisión fatal. No obstante, advierten que puede afectar a quienes atraviesen complejos momentos personales.

Coinciden también en la necesidad de que padres y tutores tomen recaudos en su interacción cotidiana con los menores, pues la imagen continúa circulando tanto en grupos de Facebook como a través de Whatsapp, lo que incrementa el riesgo a niveles difíciles de precisar.

Artículo original aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *