Una fiesta para luchar contra el suicidio

La ONG malagueña Justalegría organiza el viernes 13 la fiesta anual con el lema Razones para vivir, con el objetivo de dar más visibilidad a su programa de prevención del suicidio

gigi-criado

Razones para vivir, además del lema de la fiesta benéfica del próximo viernes, 13 de julio, en el Palacio Monte Miramar, es el nombre del programa de prevención de suicidios de Justalegría, la ONG nacida en Málaga en 2006 y que dirige Gigi Criado.

«El objetivo principal de la fiesta es dar visibilidad a este programa, que la gente sepa que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y que doblega a los accidentes de tráfico», señala el director, que ayer visitó el escenario de la fiesta a la que espera que acudan unas 300 personas.

Después de los dos años anteriores en los Baños del Carmen, Gigi Criado explica que ha querido «cambiar de escenario» para la fiesta anual, que comenzará a partir de las 21.30 horas y contará con siete pinchadiscos o dj’s. «Intentaremos que sea un recorrido de la música desde los años 60 a la actualidad y que haya variedad, sobre todo recordando la música de los diferentes veranos», explica.

Como ya informó La Opinión el pasado mes de abril, Razones para vivir, el programa de prevención de suicidios, tiene como uno de sus platos fuertes la Escuela de Fortalezas, una terapia semanal repartida por los distritos que coordina la psicóloga clínica Noelia Espinosa, pensada para echar una mano a las personas con enfermedades de nuestro tiempo como la ansiedad o la depresión.

«Suelen ser personas que van cumpliendo una cierta edad, a veces con depresión, con ansiedad y con esa visión túnel en la que no se ve una salida. Hay mucha desesperanza y sobre todo, vacío existencial», detallaba entonces Noelia Espinosa.

Como ayer contaba Gigi Criado, todavía falta en España un plan nacional de prevención de suicidios y no son muchas las organizaciones que tratan este preocupante asunto.

Justalegría también trabaja en cooperación internacional para el desarrollo en la República Dominicana, en el área de desarrollo rural. El año pasado, por ejemplo, con financiación del Ayuntamiento de Málaga, la ONG construyó un pequeño acueducto para una comunidad de 200 familias y en dos rincones de la isla, esta vez con financiación de la Junta, levantó dos centros colectivos de hormigón, para resguardar a la población ante huracanes y tormentas tropicales. «Es un refugio para personas muy vulnerables que viven en casas de lata y madera», cuenta Gigi Criado.

Además, Justalegría trabaja con los jesuitas dando atención a cerca de 2.000 migrantes que tratan de saltar la valla de Melilla y que aguardan en el Monte Gugurú. «Se les ofrece medicamentos, equipos para el frío, asistencia sanitaria…», detalla.

La ONG cuenta en la actualidad con 150 socios y 60 entidades malagueñas que le dan su apoyo.

De los 30 euros de la entrada a la fiesta benéfica, 20 serán para el cóctel cena y los 10 restantes, un donativo.

Las entradas se pueden comprar en Casa Bellota Boutique y Taberna Uvedoble (Centro); Copicentro (Malagueta); Farmacia Bellavista (Limonar); Floristería Buganvilla (El PaloPedregalejo) y en la sede de Justalegría, en calle Ancha del Carmen, 26, en El Perchel.

Artículo original aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *