Jaén: La tasa de suicidios local es el triple que la media nacional

La psiquiatra María Isabel Teva defiende que las autoridades tomen medidas image_content_13279310_20180421101948

Una realidad para reflexionar. La psiquiatra María Isabel Teva ofreció una visión científica sobre la elevada cantidad de suicidios de Alcalá la Real, en una charla organizada, en el teatro, por el colectivo Amici Culturae. La profesional sanitaria, actualmente destinada en el hospital de Cabra (Córdoba), dejó claro que, aunque no hay una estadística fiable, los datos de los que se disponen muestran que el municipio de la Mota, con 26,5 suicidios consumados por cada 100.000 habitantes triplica la media de España y duplica la mundial y la andaluza y es muy superior a la provincial. Desveló que, según un estudio, entre 1950 y 1999 en el municipio se quitaron la vida 273 personas. Es la entidad poblacional mayor de 10.000 habitantes con los índices más elevados de todo el país. En clave local, dio algunos datos como la prevalencia del ahorcamiento, en una proporción más alta que en otros lugares, que es rara la familia donde alguno de sus miembros no se ha suicidado y que la cantidad baja en invierno y repunta a partir de primavera. Defendió que debe exigirse a las autoridades sanitarias que tomen medidas, pues la prevención es viable.

En cuanto a la explicación, la alcalaína dijo que no se ha encontrado una explicación científica y ya los psiquiatras Antonio González y Francisco Díaz reconocieron que no se dispone de un modelo explicativo que justifique tales conductas. Añadió que más allá de “teorías exotéricas” —por ejemplo, afirmó que no se trata de una ciudad triste— se barajan como posibles causas como el aislamiento geográfico y social, condicionantes genéticos y “aprendizaje”, aunque ella se inclina por un enfoque multifactorial, con cuestiones psicosociales, psiquiátricas, ambientales o biológicas. También llamó la atención sobre la naturalidad con la que la gente de la zona de Alcalá habla del suicidio frente a otros lugares donde es tabú.

En un plano general, la conferenciante destacó que el líquido del bulbo raquídeo de los suicidas presenta niveles bajo de una sustancia próxima a la serotonina, además destacó el plano genético y el vínculo en muchos casos con problemas mentales y, en particular, con la depresión.

Teva llamó la atención sobre experiencias exitosas puestas en práctica en Alemania o en Barcelona. Se trataba de campañas que consiguieron disminuir el nivel de suicidios. En tales iniciativas se distribuyeron carteles y se implicó a diversos sectores profesionales, así como a los medios de comunicación. Asimismo subrayó que debe tenerse un cuidado especial con pacientes de depresión.

Para ilustrar la dimensión real del suicidio, indicó que, en todo el mundo, unas 800.000 personas se quitan la vida al año, que en España las muertes por tal causa superan a la de los accidentes de tráfico y que por cada caso consumado hay veinte tentativas.

Ver artículo original aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *