Menos suicidios en Quebec

El número de suicidios siguió bajando en Quebec en 2016, según nuevos datos dados a conocer este jueves 31 de enero.

Las cifras indican que en ese año se registraron 104 suicidios menos que en 2015, totalizando 1046 casos, según el informe que fue elaborado por la Asociación Quebequense de Prevención del Suicidio.

El documento fue elaborado en base a la información producida por el Instituto Nacional de Salud Pública de la provincia y de la oficina del juez de Instrucción.

La entidad atribuyó la baja en la cantidad de decesos voluntarios a los esfuerzos desplegados para evitar los suicidios, especialmente entre los hombres, aunque advirtió que el tema merece atención permanente y nuevas propuestas para asegurar la tendencia.

El titular de la entidad pidió al ministerio de Salud y Servicios Sociales la elaboración de una estrategia nacional de prevención del suicidio que sea ambiciosa, ya que a pesar de las estadísticas alentadoras, el suicidio afecta aún a demasiadas familias, parejas y estratos sociales variados.

Para la entidad, el suicidio está ligado al estado de salud de la población y las desigualdades sociales y materiales, que alientan situaciones extremas, en las que muchas personas se ven empujadas a quietarse la vida, ante la incapacidad de hacer frente a su realidad.

Los sujetos desfavorecidos son más susceptibles de quitarse la vida que aquellos que viven un una situación económica más confortable.

En la provincia, el domingo comienza la semana de la prevención del suicidio, que seguirá hasta el 9 de febrero, bajo el lema “Hablar de suicidio salva vidas”.

Janie Houle, embajadora de semana, sostuvo que faltan recursos puntuales y urgentes, para combatir el suicido entre la franja más vulnerable de la población quebequense.

La falta de empleo, las carencias en vínculos familiares y sociales, las enfermedades, las adicciones a sustancias tóxicas e incluso el clima, particularmente rudo en época invernal en Quebec, son sólo algunas de las causas que pueden motivar a las personas a cometer suicidio.

Entre los objetivos de la campaña figuran sensibilizar y movilizar a los ciudadanos y responsables sobre el alcance de la problemática en la provincia y buscar las formas de reducir el fenómeno.

Este año, la campaña pondrá un acento especial en la necesidad de hablar del suicidio como un recurso eficaz para evitar que este ocurra, dando la posibilidad de pedir y brindar ayuda a las personas que por diversas razones pueden ser propensas a poner fin a sus vidas de manera violenta.

RCI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *